El ginecobstetra, aliado clave antes y durante el embarazo

Lo primero que nos dijo Capeto después de explicarnos por más de media hora cómo era el proceso para concebir un hijo de manera planeada fue: “para seguir adelante, lo más importante es que ustedes se sientan bien conmigo, porque la confianza con el médico es esencial cuando se busca y posteriormente se espera un bebé”.

Después de esta primera cita y con la charla que nos dio el doctor, en pareja con un sí rotundo decidimos quedarnos con Carlos Alberto Mejía Escobar, Gineco-Obstetra del equipo de médicos de Medicina Fetal (Instituto ubicado en Medellín – Colombia).

Ese día n­­os explicó todo el proceso del embarazo con pelos y señales, nos entendimos perfectamente con él, hicimos clic con su forma de ser y lo mejor es que yo como mujer me sentí en las mejores manos. Este hombre me generó confianza y respeto. ¡Todo un profesional!

Esta labor y en especial, aquellos médicos que deciden comprometerse con sus pacientes es de admirar. Estar embarazada no es sinónimo de enfermedad, pero cuando se es primeriza, muchas cosas generan dudas y temor, por eso tener al lado a una persona que te guíe, te explique y te atienda con cariño es fundamental.

Nuestro proceso duro alrededor de dos años, este periodo se extendió por varias cosas, entre ellas un nuevo trabajo que Dios me regaló y por lo tanto decidimos esperar un poco, por respeto. También pasamos por lo que muchas parejas viven: ansiedad. Es normal que cuando se desea un hijo se presenten estos momentos, lo cual puede convertirse en una dificultad para quedar embarazados.

Por lo tanto, nuestro médico estuvo ahí, presente, apoyándonos, sugiriéndonos exámenes, enseñándonos detenidamente las fechas de fertilidad y ante todo dándonos ánimo y tranquilidad.

Por eso, recuerdo mucho esas primeras palabras de Capeto y en el proceso de nuestro embarazo me di cuenta que fueron completamente verídicas. Así pues, les recomiendo que si tienen la posibilidad y los recursos para elegir al médico(a) que los acompañará durante el embarazo háganlo a conciencia. Escuchen recomendaciones, hablen con amigos o familiares, visiten varios si es necesario y quédense con el mejor, con uno que puedan terminar las citas hablando de fútbol o de moda, o discutiendo el tema del momento y lo más importante que los haga sentir que el bebé que viene en camino también es de él o ella.

Mi esposo y yo quedamos infinitamente agradecidos con Capeto, yo personalmente lo recomiendo a ojos cerrados y si este país se compone y Dios nos regala más hijitos volveremos a ser los pacientes felices de este dedicado profesional.

Si alguna pareja está interesada en contactar al doctor  Carlos Mejía, acá les dejo el teléfono: 444 70 41. También pueden seguirlo en su Instagram, lo encuentran como Capetomejia50.

img_9565

 *Este artículo es una opinión, una experiencia personal. No es comercial, ni tiene fines comerciales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s